miércoles, 21 de febrero de 2007

Treinta agujas

Estaba saliendo a la calle
con treinta agujas clavadas en su brazo derecho
No es que hubiera querido drogarse
sino que se castigaba
Yo la paré y le dije "no te vayas,
compré unas cervezas y ya llegan las empanadas"
más como prefiere no hacerme caso
partió, se esfumó, voló
corrió desnuda
se hizo el amor entre otros brazos
Mi pecho se refugió en la rutina
caminar sólo sin ser mandado
encontrar una buena chica a la vuelta de la esquina
tratar de tapar la pena con otros dientes
y ansiar y construir mi futuro
sobre la improbabilidad de que un día vuelva
y me diga "David, me he equivocado".

11 comentarios:

  1. Loreint Superstar!!!17 de julio de 2007, 9:54

    Cuándo vengas por acá,
    todo será olvidado,
    cuándo vengas por acá,
    las penas quedaran muy lejos,
    cuándo vengas, niño,
    es por que la muerte te dió la mano.

    ResponderEliminar
  2. Muy lindos poemas y el del post y el del comentario.

    ResponderEliminar
  3. Sos un tipo violento, pero ni a palos metalero. Quiero leer una historia power metal, por favor!

    ResponderEliminar
  4. Te dije que es una de las poesías que más me gusta???

    ResponderEliminar
  5. Me hace recordar:

    "Amarte a tí es cómo recordar
    lo duro que puedes ser"

    La contradicción de saberse atrapado en un amor no correspondido, pero que sin embargo nos ata y no nos deja ir, por más mal que nos haga.

    ResponderEliminar
  6. Toda la violencia que desplegás en éste poema contrasta con lo dulce que son los demás. Supongo que por eso me gusta tanto lo que hacés. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Genial, violento pero con ímpetu, como un arrebato de inspiración, no?

    ResponderEliminar
  8. Es muy bueno, me gusta como en este poema se mezclan la persona y el personaje. Así que les hablo a los dos, es muy triste eso de refugiarse en la rutina y conformarse. juas! miren quién lo dice.
    un beso

    ResponderEliminar
  9. bueno, a decir verdad, hay una marca del yo del autor muy fuerte, el "David, estaba equivocada", no? de hecho, es una poesía muy personalista.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta tu poesía violenta, necesito un hombre así, que me agarre y me ubique mal. Como en esa película, tu favorita: "Al Servicio Secreto de Su Majestad".

    ResponderEliminar
  11. Cerdo: que se vaya a la mierda y trae las empanadas para mi casa, que yo compro unas birras!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Dicen los que saben...